Ir al contenido principal

Atypical Netflix

Atypical, una serie que hay que ver

El autismo es una condición que, a falta de un mejor término, está “de moda”, razón por la cual la encontramos con tanta frecuencia en los medios de comunicación.

Creo que en esta onda de inclusión en la que se anda en el mundo entero, el autismo es una de las condiciones más fáciles de incorporar a una historia en la televisión. Y aunque debemos reconocer otras series exitosas, como por ejemplo Speechless, que gira alrededor de una familia con un hijo con parálisis cerebral, esa es tan sólo una frente a varias series o películas que tienen personajes con autismo. Es un mensaje típico de Hollywood: aceptamos lo diferente, siempre y cuando no se note.

Entre tantas series que tiene Netflix para ofrecer, Atypical llamó nuestra atención. Una serie original del gigante del streaming, que estrenó su primera temporada en el 2017.

Atypical tiene como foco a una familia con dos hijos adolescentes, uno de ellos con autismo, alcanzando la mayoría de edad. La serie está muy bien vendida por Netflix, porque te dicen que el centro de la trama es que Sam comienza a pensar en tener una novia (y relaciones sexuales) por primera vez, pero abarca mucho más que eso.

Obviamente para todos los padres de niños o adolescentes en el espectro, esto es una preocupación y en la serie es parte de lo que mueve a Elsa, la madre de la familia. Sin entrar en detalles que arruinen la trama, digamos que Elsa es la típica mamá de un joven con necesidades especiales, que no sabe en donde está esa línea entre que tu hijo te necesite o que lo estés sobreprotegiendo de situaciones y experiencias normales para su edad.

 

Un poco más sobre Atypical

Me encantan muchas cosas de esta serie, sobre todo la representación bastante real pero siempre respetuosa del autismo. A diferencia de The Good Doctor que presenta a un personaje con autismo pero quien adicionalmente es Savant (algo que sabemos no es el común denominador de la condición), Sam es un chico con autismo bastante típico.

Tiene intereses reducidos, y habla de ellos de forma constante. Usa un mismo tipo de ropa, porque es lo que le hace sentir cómodo normalmente. Tiene sensibilidad a sonidos y luces, sin embargo se adecúa al entorno y hace lo posible por llevar una vida bastante independiente. Sam es sumamente literal, pero sabe reconocer burlas/sarcasmo aunque no las entienda (hay un momento interesante en el que habla de la empatía en los individuos con autismo).

Casey, la hermana de Sam es otro personaje al que vale la pena prestarle mucha atención, sobre todo en familias con más de un hijo. Casey reclama atención de sus padres, pero rara vez la recibe al mismo nivel que su hermano. De la misma forma, ella se siente que es responsable por su hermano y que debe protegerlo en el entorno escolar, afectando decisiones de índole personal para ella.

Doug, el padre de la familia es un personaje con muchos matices, que lo hacen sentir muy real. Sus errores y aciertos son los mismos que podemos tener otros seres humanos o muchos padres que se han visto confrontados con el autismo.

Las preocupaciones de los padres de niños con autismo, la sobreprotección del entorno familiar hacia el individuo con autismo, las dificultades de establecer relaciones nuevas o hacer amigos, la curiosidad hacia las relaciones amorosas pero a la vez la inseguridad de ser aceptado tal y como se es son todos elementos de Atypical.

Les dejo para finalizar, la frase que más me gustó de la serie: “Dude, nobody is normal” (amigo, nadie es normal).

Síguenos
Categorías